miércoles, 19 de marzo de 2008











EL TLC, LA GLOBALIZACIÓN Y LA BAJA DEL DÓLAR
SON LOS RETOS DEL ARTESANO PERUANO

* El 19 de marzo se celebra el Día del Artesano Peruano establecido por la Ley Nº 29073. Más de dos millones de personas se dedican a esta actividad en el país.

* Reglamento para la Implementación del Registro Nacional del Artesano (RNA) aprobado por el Ejecutivo no se ajusta a la realidad, sostiene central de artesanos CIAP.

Los artesanos peruanos se aprestan a celebrar su día, el próximo 19 de marzo, debiendo enfrentar no sólo los retos de mejorar la calidad de sus productos sino los que le presentan el mundo globalizado, con el ingreso de “artesanías” llegadas del Asia, el TLC y la baja del dólar.

El 19 de marzo encontrará a los dos millones de artesanos bajo la tutela de la Ley Nº 29703, promulgada por el gobierno el 25 de julio del 2007, que los reconoce como constructores de identidad, tradición y desarrollo sostenible.

El reto de la calidad y la producción se hace más difícil ante el desarrollo tecnológico industrial que desvirtúa, en muchos casos, un trabajo manual que por su naturaleza pertenece a los tiempos preindustriales. Una pieza artesanal, es reconocida como tal, según la UNESCO cuando su manufactura es hecha a mano en más de un 60 por ciento.

El crecimiento de la economía debiera abrir grandes oportunidades para los artesanos. El mundo globalizado puede significar el ingreso a la cadena productiva, y los artesanos, al igual que los industriales o profesionales, deben capacitarse para que sus productos se adapten a las exigencias del mercado, tanto nacional como internacional.

CHULLOS MADE IN CHINA

Pero al ingresar al mercado, los artesanos se enfrentan a la competencia, que en muchos casos es desleal, como ocurre con los productos traídos desde China, en donde ya se hacen “artesanías” como ponchos, chullos y mates burilados, fabricados en industrias del plástico, así como artesanías de la India a bajos precios por contar con el apoyo estatal. Esto representa un riesgo, sobre todo ante la próxima implementación del TLC con Estados Unidos, y los que se negocian con Canadá y China, entre otros.

La Ley del Artesano y del Desarrollo de la Actividad Artesanal reemplaza a un desfasado marco jurídico que mantuvo abandonados a quienes se dedican a esta actividad. El objetivo de esta norma es descentralizar el sector, económicamente viable y generador de empleo sostenible. Además, sólo es aplicable para aquellos artesanos que se encuentren inscritos en el Registro Nacional del Artesano, que otorgará la certificación artesanal.

NO SE AJUSTA A LA REALIDAD

El Poder Ejecutivo aprobó el pasado 8 de febrero el Reglamento para la Implementación del Registro Nacional del Artesano (RNA) y la conformación y funcionamiento del Consejo Nacional de Fomento Artesanal (CONAFAR), norma con la que la Central Interregional de Artesanos del Perú (CIAP) discrepa por no ajustarse a la realidad.

El artículo 19 del Reglamento establece que las asociaciones nacionales de artesanos deben conformarse con por lo menos la mitad más uno del total de departamentos del país, lo que significa que una agrupación artesanal debe estar conformada por 13 departamentos del país, lo que no se ajusta a la realidad. La mayoría de asociaciones no logra congregar ni a siete departamentos.

LA ASOCIATIVIDAD: UNA ALTERNATIVA

Durante muchos años, la actividad artesanal estuvo abandonada por las autoridades. Ante la falta de apoyo para comercializar sus productos, muchos artesanos cayeron en las manos de intermediarios que se llevaban gran parte de sus ganancias.

Pero también hubo artesanos que dejaron de lamentarse y se organizaron, como lo hicieron hace 16 años los que están reunidos en la Central Interregional de Artesanos del Perú (CIAP), cuyo objetivo es elevar la calidad de vida de sus miembros.


Gedión Fernández, es el actual presidente de la CIAP, una asociación que reúne a 21 organizaciones de todo el país y promueve el comercio justo para superar la pobreza de sus integrantes.

Desde 1998, la CIAP se asoció al International Fair Trade (IFAT), entidad que exige asociación entre productores y cumplir ciertos estándares como incluir organizaciones democráticas, no explotar a menores, la igualdad entre hombres y mujeres, el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente. A través del IFAT, sus miembros tienen facilidades para la venta externa de sus productos, en base a una dinámica de informes anuales, evaluaciones y autoevaluaciones.

Los artesanos organizados en el movimiento de comercio justo ya emprendieron, hace años, la conquista de los mercados de Europa, Estados Unidos, Canadá y Japón, y ahora quieren desarrollar el marcado interno y el mercado Latinoamericano (comercio justo Sur-Sur).

Los artesanos reunidos en la CIAP y mediante el comercio justo exportaron en el 2007 más de un millón de dólares. Esta era una meta que se había fijado para el 2010, pero ahora los artesanos asociados están preparando un plan que alcance los dos millones y medio de dólares para el 2012.

CIAP, como forjadora del comercio justo en el país, ha logrado establecer dos tiendas de venta directa en Lima y Puno. En Lima, K’antu Casa del Comercio Justo está cumpliendo su aniversario ubicada en la cuadra 3 de la avenida Grau, en el distrito de Barranco. En K'antu se eliminó al intermediario que suele llevarse la mayor parte del precio de venta de un producto. Cada precio se traduce en el costo y la ganancia exacta del artesano, sin pensar en la competencia de los productos industrializados.


Prensa CIAP- K`antu / Casa del Comercio Justo Lima, 18 de marzo del 2008
Nimia Requejo, Cel. 96358366
7198230











1 comentario:

Projetores dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Projetores, I hope you enjoy. The address is http://projetor-brasil.blogspot.com. A hug.